domingo, 4 de octubre de 2015

Domingo

A final de cuentas, todo lo que nos sacude y nos mueve de nuestro eje tiene que ver con el (des)amor: a la vida, a las personas, a los recuerdos, y eso también es bueno.

sábado, 3 de octubre de 2015

No es la soledad la que duele, ni la distancia. Son todos esos besos que murieron antes de nacer.

Voy a tener que guardar mis manos.


lunes, 31 de agosto de 2015

Washintoniana

Han sido días difíciles y de mucha soledad. Salir de la zona de confort a veces duele más que permanecer en ella. 

No queda más que levantarte con el mantra diario de "mañana voy a estar mejor".

Luego uno se cansa de aguantar tanto y se deja caer. Y eso también está bien. Ya luego me levanto. 




jueves, 23 de julio de 2015

No lloro, nomás me acuerdo

Como la vez que entrevisté a un malandro que iba a pasar toda su vida en prisión por multihomicidio.

Me dijo que lo único que lamentaba de todo lo que había hecho, era en haberse dejado atrapar.

También que una condena vitalicia era una tontería, porque no había nada más peligroso que un hombre sin miedo a perder nada cuando le quitan todo.  

Hoy recordé sus palabras y aunque las escribí hace tiempo, por primera vez las entendí.





martes, 14 de julio de 2015

Mañana

A veces uno sólo tiene que cerrar los ojos y recordar que la misma vida que da, también es la que quita. 

Hoy fue un día perfecto. Quiero que mi semana sea un martes infinito, que no me deje de mandar flores, que no deje de quererme y que nunca se olvide de esta pobre diabla que sólo tiene un par de letras en su bolsa y unos besos guardados para cuando lo vea. 

Cinco minutitos más.


lunes, 13 de julio de 2015

Muero, pero no olvido

Tirado en el suelo, Julián vio correr su sangre, el cómo se formaba un manto rojo en aquel sucio pavimento de la calle 20 de Noviembre que ardía como un comal que nadie se molestó en apagar. Esa mañana salió de su casa recién peleado con su esposa. “Para que se sienta peor”, pensó.

Aún sentía el calor de las balas que recibió. Cada una penetraba su ser, le lastimaron una de sus piernas y su pecho, ya no sabía donde estaba.

Mientras era llevado en la ambulancia 045 de la Cruz Roja, sólo recordaba en el perfume de su mujer, los primeros pasos de su segundo hijo y en la primera vez que pagó por acostarse con una prostituta llamada Karla que le robó su reloj favorito, mientras otro oficial sostenía una de sus manos y le pedía que no cerrara sus ojos, porque los suyos estaban al borde de las lágrimas.

Llegó al hospital por la puerta de urgencias cerca de las 11:34 horas de un soleado martes, entró a cirugía inmediatamente. Perdió la consciencia unos días, pero para él fueron solo minutos. 

Cuando despertó en aquella cama de hospital, era de noche y tapada con un chal estaba su compañera de vida, mostrando accidentalmente y gracias a la silla donde estaba recargada un poco de su escote que le provocaba su lujuria cada segundo jueves del mes -sí tenía suerte- después del noticiero.

Esa ocasión se sintió afortunado, pero volvió a nacer cuando luego de la rehabilitación de sus cuatro balazos, sintió como una taza de café le quemó su muslo izquierdo. Pensó que había sobrevivido para ser alguien en la vida y dar un mensaje divino a los hombres que habitan sobre la tierra, pero se le olvidó a su cuarta Tecate una semana después y se limitó a ver la televisión en la sala de su casa sin molestar a nadie. 

Ahora, volvió con sus colegas de la policía a trabajar en lo que le gusta, y este día le tocó decir adiós a su amigo uniformado que alguna vez le pidió que no se fuera, mientras pensaba que cruzó esa brecha que él un día soleado no se atrevió. Ahí estaba él, con su placa policiaca dorada y brillante sostenida de su chaleco antibalas, mientras fumaba un cigarro afuera de la funeraria y hablaba de la suerte que es ganarle a la muerte.



martes, 30 de junio de 2015

Catarsis

De haber sabido que te ibas a ir cualquier día, mejor te hubieras guardado tus "te quiero".

Eso es porque el amor no se ruega ni te destruye, sólo te transforma.

Más veneno por favor.




sábado, 27 de junio de 2015

Vacío

Amar es el riesgo más grande de la vida.

Es lanzarse al vacío con la esperanza de que en el trayecto te salgan alas. 

domingo, 14 de junio de 2015

No llegaste

No llegaste. Por más que miré hacia la puerta; ni poniendo música de Mijares a todo volumen te invoqué.

¿Que nos pasó? De soldado del amor a guardiana de tus pendejadas, tan rápido como leer tú: "no puedo ir, perdón".

Nos disolvemos en tus disculpas, en tu pasado que hace más ruido que las cadenas de mis fantasmas, que cada vez son menos.  

Sigues desmoronando a caricias mi corazón de mazapán ¿cuándo nos hicimos enemigos si peleábamos en el mismo bando? De sanar mis heridas a arañar mi espalda, con indiferencia, con cicatrices, pero sin un "nosotros", sólo con otro perdón acumulado, hasta parece que me volví la santa patrona de tus excusas.

Mejor te las devuelvo y para la otra prometo no volver a querer sin salirme de la rayita. 






lunes, 25 de mayo de 2015

Al que le rompí la cama (no regrets)

Lo vi dormir un rato y pensé dos cosas: lo mucho que me gusta su nariz y lo tanto que me gusta él.

Pero debemos recordar que no siempre nos pueden querer como quisiéramos. 

Por eso hay que despedirnos a tiempo y saber cuando es hora de ir a tomar mojitos con los ojos vidriosos.

Fácilmente, podría oler su piel todas las mañanas. Qué suerte tienes de vivir tan cerca de su corazón, Josefina.



domingo, 17 de mayo de 2015

Domingo

Vivimos en un mundo donde nos construimos y nos destruimos a todas horas. Somos castillos de arena y a nadie le importa.

Cambia el nombre pero no la reacción. Las leyes de Newton no fallan ni en el corazoncito. 

Hoy ha sido domingo de catarsis, con esos golpes al ego que nos recuerdan lo alejados que estamos de ser perfectos. 

De querer ser una grulla de origami y no ser la bolita de papel con la que molestan al profesor en la secundaria. La hoja de cuaderno hecha bolas.

Día de mierda.





sábado, 16 de mayo de 2015

Razones por las cuales puedo ser un buen proyecto de vida:


A)  Trabajo mucho (hay que buscar en ésta vida con quién jalar, no a quién cargar).


B) Soy pequeña y puedo caber en espacios pequeños, repisas y libreros.

C) Por ser mujer del desierto aguantamos muchas tempestades; sólo necesitamos un poco de fe y atención.

D) Hago un magnífico baile del robot. 




jueves, 7 de mayo de 2015

Piernas cortas, pasos torpes.

Desde hace años tengo novio o salgo con alguien. Pocas veces sé estar sola. 

Lo que, para ser honesta, no me ha servido de nada, porque al final termino odiando un poquito más al mundo y creyendo cada vez menos en las miradas de amor.

Mis ex siempre regresan, como si fuera maldición. Sospecho que cierro una puerta pero dejo abierta la ventana y honestamente. Ya no quiero. 

Todo lo viejo tiene fecha de caducidad y ya no quiero romances pútridos, flores marchitas o promesas que sé no sé van a cumplir. 

Generalmente cuando vuelven los veo con asco. No sé porque hasta me revuelven el estómago, ha de ser el hueco de las mariposas que vivían ahí.

Por eso la mitad de mis problemas me pasan por enamoradiza. Debería ser igual de frígida que la vaquita marina, porque eso de ser táctil y vivencial sólo me esta llevando a mi propia extinción.

Voy a intentar caminar sólita, a ver cómo me va, saliendo un poco de la raya por la que siempre camino. 

El problema no es tropezar con la misma piedra, sino enamorarse de ella. 







sábado, 25 de abril de 2015

Borreguito <3

Él así creció: entre los apurados tableteos de las computadoras de los medios de redacción, jugando carritos en casas de campaña mientras yo entrevistaba a algún político o aglutinados eventos en donde le pedía que me agarrara el cinto de mi pantalón para que no se perdiera. 

Hoy fue su último día del niño; lo único que pido es no deje de asombrarse de las cosas pequeñitas de la vida y que sea más feliz de lo que le digan que se puede ser, mientras intento enseñarle que la libertad más que alas, necesita raíces como predicaba Paz . 

Aquí estaré para cuidar tus pasos. Ahora que lo pienso, crecimos juntos. Cursi day.



viernes, 24 de abril de 2015

Por eso

Sólo te veía en silencio, con tus alitas heridas como un icaro. Quería besar tus manos y morder tus labios.

Dijiste que mi sonrisa es tan hermosa que por eso sale el sol; que en tu brújula soy un punto de referencia.

Por eso no somos nada.

martes, 21 de abril de 2015

Un pedacito de la abuela

Por cierto, decidí tomar consejos en lugar de malas decisiones (como siempre).

Tallé el collar de mi abuela con un poco de limón con vinagre y quedó más bonito de lo que pensaba.
Gracias a tod@s por aconsejarme, ahora llevo un pedacito de mi chata brillando cerca de mi corazón. Te extraño bonita. Ojalá nos hubiéramos aprendido a querer más.

Cuando te fuiste, dejaste tan sólo  al abuelo que quería irse contigo. Yo nada más lo veía diciéndole a todo mundo que ya sé quería morir, porque de nada valía estar respirando si no lo hacía a tu lado. 

Fueron dos novios eternos, caprichosos, peleoneros, amorosos, risueños y créeme que no pasa una sola navidad en la que no pensemos en lo mucho que faltas, ya que sin ti cualquier regalo sobra. 

Un beso a dónde estés, Margarita.

viernes, 17 de abril de 2015

Ellos

Las peores heridas son las que parece que no sanan; esas que echan raíz en uno y florecen cuando cierras los ojos,  escuchas una canción que ya quedó maldita por tener minutos llenos de recuerdos, o pasas por una calle donde alguna vez tomaste una mano ajena que ahora ya ni por equivocación rozas.

Es que los hombres, son como un reloj de manecillas: siempre vuelven al mismo punto, a la misma mujer, tarde o temprano regresan.

Pero nosotras, somos como un reloj de de arena, esperamos y esperamos,  sólo  que cuando llegan tarde, ya no hay nada para ustedes.

martes, 14 de abril de 2015

Óigame

Si fueras tan fácil como yo quisiera, probablemente ya te habría olvidado.

En mi defensa, sólo te pienso por esos besos de ayer que mañana me harán falta.

Lo mío

Lo mío es estar ausente. Ser viento y ver cómo quiero lo que no tengo, pensar en lo que ya fue y extrañar al que no regresa.

Hace unos días me dijeron que la vida me da mucho y tienen razón; me quiero comer el mundo a mordidas y a besitos.

Aún no llego.

lunes, 13 de abril de 2015

Lunes

Mi rodilla derecha.
El internet de mi teléfono.
El vidrio derecho de mi camioneta.
Mi cuenta de banco.
El lado izquierdo de mi pecho.

Hoy lo que no falla, duele.

domingo, 12 de abril de 2015

Hola

Cansada de escribir en servilletas, detrás de los volantes o en el blog de notas de mi teléfono, vamos a refugiarnos en este pedacito de internet, a ver qué tal nos va.

Vi que hiciste un truco de magia; sólo que sin conejos de algún sombrero, sin mago y sin ti. Hoy no ha pasado nada.

Hola.