sábado, 25 de abril de 2015

Borreguito <3

Él así creció: entre los apurados tableteos de las computadoras de los medios de redacción, jugando carritos en casas de campaña mientras yo entrevistaba a algún político o aglutinados eventos en donde le pedía que me agarrara el cinto de mi pantalón para que no se perdiera. 

Hoy fue su último día del niño; lo único que pido es no deje de asombrarse de las cosas pequeñitas de la vida y que sea más feliz de lo que le digan que se puede ser, mientras intento enseñarle que la libertad más que alas, necesita raíces como predicaba Paz . 

Aquí estaré para cuidar tus pasos. Ahora que lo pienso, crecimos juntos. Cursi day.



viernes, 24 de abril de 2015

Por eso

Sólo te veía en silencio, con tus alitas heridas como un icaro. Quería besar tus manos y morder tus labios.

Dijiste que mi sonrisa es tan hermosa que por eso sale el sol; que en tu brújula soy un punto de referencia.

Por eso no somos nada.

martes, 21 de abril de 2015

Un pedacito de la abuela

Por cierto, decidí tomar consejos en lugar de malas decisiones (como siempre).

Tallé el collar de mi abuela con un poco de limón con vinagre y quedó más bonito de lo que pensaba.
Gracias a tod@s por aconsejarme, ahora llevo un pedacito de mi chata brillando cerca de mi corazón. Te extraño bonita. Ojalá nos hubiéramos aprendido a querer más.

Cuando te fuiste, dejaste tan sólo  al abuelo que quería irse contigo. Yo nada más lo veía diciéndole a todo mundo que ya sé quería morir, porque de nada valía estar respirando si no lo hacía a tu lado. 

Fueron dos novios eternos, caprichosos, peleoneros, amorosos, risueños y créeme que no pasa una sola navidad en la que no pensemos en lo mucho que faltas, ya que sin ti cualquier regalo sobra. 

Un beso a dónde estés, Margarita.

viernes, 17 de abril de 2015

Ellos

Las peores heridas son las que parece que no sanan; esas que echan raíz en uno y florecen cuando cierras los ojos,  escuchas una canción que ya quedó maldita por tener minutos llenos de recuerdos, o pasas por una calle donde alguna vez tomaste una mano ajena que ahora ya ni por equivocación rozas.

Es que los hombres, son como un reloj de manecillas: siempre vuelven al mismo punto, a la misma mujer, tarde o temprano regresan.

Pero nosotras, somos como un reloj de de arena, esperamos y esperamos,  sólo  que cuando llegan tarde, ya no hay nada para ustedes.

martes, 14 de abril de 2015

Óigame

Si fueras tan fácil como yo quisiera, probablemente ya te habría olvidado.

En mi defensa, sólo te pienso por esos besos de ayer que mañana me harán falta.

Lo mío

Lo mío es estar ausente. Ser viento y ver cómo quiero lo que no tengo, pensar en lo que ya fue y extrañar al que no regresa.

Hace unos días me dijeron que la vida me da mucho y tienen razón; me quiero comer el mundo a mordidas y a besitos.

Aún no llego.

lunes, 13 de abril de 2015

Lunes

Mi rodilla derecha.
El internet de mi teléfono.
El vidrio derecho de mi camioneta.
Mi cuenta de banco.
El lado izquierdo de mi pecho.

Hoy lo que no falla, duele.

domingo, 12 de abril de 2015

Hola

Cansada de escribir en servilletas, detrás de los volantes o en el blog de notas de mi teléfono, vamos a refugiarnos en este pedacito de internet, a ver qué tal nos va.

Vi que hiciste un truco de magia; sólo que sin conejos de algún sombrero, sin mago y sin ti. Hoy no ha pasado nada.

Hola.